Nuestro Pan Diario
1 Septiembre 2014

No se olvida de mí

Marion Stroud
LEA: Salmo 13
Nuestra alma espera al Señor; nuestra ayuda y nuestro escudo es él. —Salmo 33:20
Biblia en un año:
Salmos 135–136
1 Corintios 12

Esperar resulta siempre difícil; pero, cuando pasan días, semanas y meses sin que nuestras oraciones parezcan tener respuesta, es fácil creer que Dios se ha olvidado de nosotros. Quizá podamos enfrentar el día envueltos en sus distracciones, pero, durante la noche, cuesta el doble luchar contra nuestras ansiedades. Las preocupaciones parecen inmensas y los horas de oscuridad, interminables. El agotamiento hace que parezca imposible enfrentar el nuevo día.

El salmista se angustiaba con la espera (Salmo 13:1). Se sentía abandonado, como si sus enemigos estuvieran triunfando (v. 2). Es fácil desanimarse cuando esperamos que Dios resuelva una situación difícil o responda una oración repetida varias veces.

Satanás susurra que el Señor nos ha abandonado y que nada cambiará. Tal vez seamos tentados a caer en la desesperación. ¿Para qué molestarnos en leer la Biblia u orar? ¿Para qué esforzarnos para adorar junto con otros creyentes en Cristo? Sin embargo, en la espera es cuando más necesitamos nuestros salvavidas espirituales, ya que estos nos mantienen aferrados al amor de Dios y nos vuelven sensibles a su Espíritu.

El salmista tenía un remedio: se centraba en todo lo que sabía sobre el amor de Dios, evocaba las bendiciones del pasado y alababa deliberadamente al Señor, quien no se olvidaría de él. Nosotros podemos hacer lo mismo.

Vale la pena esperar a Dios; su tiempo siempre es el mejor.


4 Respuestas a “No se olvida de mí”

  1. Joan C dice: — Bahamas

    Amante de mi alma, Te doy gracias por recordarme que yo puedo confiar en Ti en todo momento. Alumbra mis ojos, querido Dios, y mantenerme hablandote constantemente y apoyándose en Tus promesas, incluso cuando parece que mis oraciones no son respondidas. Espíritu Santo, sea mi Consolador, mi Guía, mi Camino-ducha y mi Paz por que tengo la fuerza para soportar. Gracias, Señor, por Tu misericordia y Tu cuidado que es perdurable, inagotable y lleno de gracia. Permítame siempre cantar de Tu bondad con las peticiones de alabanza. Amén!

  2. Obdulio León dice: — Guatemala

    Hermanos, han pasado más de dos mil años y esperamos pacientemente con fe la segunda venida.
    Dios no se ha olvidado, si no lo veremos en esta vida, despertaremos con él en el día postrero.
    Dios es fiel y le esperamos pacientemente, Amen.

  3. sonia romero dice:

    El hace todo hermoso a su tiempo, aunque no lo podamos entender Dios siempre va a llegar en el momento preciso de nuestras vidas, no nos desesperemos si aun no ha llegado la respuesta, sigamos firmes y fieles que el nos dara su recompensa.Eclesiastes 3.11

  4. Fernando I. Bentz Gonzalez dice: — Puerto Rico

    “Por que te abates, oh alma mia,
    Y te turbas dentro de mi?
    Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.” Sl.42:5 RV60
    Gracias Dios, tu nunca llegas tarde; tu “tiempo siempre es el mejor”. En Jesus. Amen.

Dejar un comentario


http://rbclatino.org/category/devocionales/nuestro-pan-diario/
http://rbclatino.org/2009/09/24/serie-tiempo-de-buscar/
http://rbclatino.org/category/estudios-biblicos/para-pensar/
http://www.publicacoesrbc.com/brasil/