Nuestro Pan Diario
18 Septiembre 2014

Contar su historia

Randy Kilgore
LEA: 1 Crónicas 16:7-13
Alabad al Señor, invocad su nombre, dad a conocer en los pueblos sus obras. —1 Crónicas 16:8

Cuando el destacado autor Studs Terkel buscaba un tema para su próximo libro, uno de sus amigos le sugirió que escribiera sobre la muerte. Aunque al principio se resistió, la idea fue tomando gradualmente forma, pero su voz se volvió extremadamente real cuando su esposa, con quien había estado casado 60 años, falleció. Entonces, el libro se convirtió en una investigación personal: un ansia de saber qué hay después de la muerte y adónde acababa de ir su amada. Las páginas del libro son un conmovedor recordatorio de nuestra propia búsqueda de Jesús, y de las preguntas y preocupaciones que tenemos sobre la eternidad, mientras recorremos el sendero de la fe.

Estoy agradecido por la seguridad que podemos tener de que estaremos con Jesús después de la muerte si hemos confiado en Él para que perdone nuestro pecado. No hay mayor esperanza que esta. Ahora tenemos el privilegio de compartir esta esperanza con todos los que podamos. En 1 Pedro 3:15, se nos exhorta: «… estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros». Como declaró David, Dios nos da la oportunidad de «[invocar] su nombre, [dar] a conocer en los pueblos sus obras» (1 Crónicas 16:8).

Las historias de muchas personas que amamos no han terminado aún, y el privilegio de hablarles del amor de Jesús es un regalo sumamente precioso.

Que diariamente anhelemos contar nuestra historia de Jesús, y que tengamos oportunidad de hacerlo.


8 Respuestas a “Contar su historia”

  1. Miguel Estrella dice: — U.S.A. / FL.

    Como verdaderos creyentes no debemos
    preocuparnos por la muerte,porque esta es
    la puerta obligada por la que todos tenemos
    que pasar .Lo que si debemos de preocuparnos
    es de que cada dia nuestra conducta este en
    linea con nuestro Amado Salvador,para poder
    tener acceso a una VERDADERA FELICIDAD DE
    VIDA ABUNDANTE EN LA PRESENCIA DE NUESTRO
    PADRE DE LA GLORIA!! AMEN!! Y AMEN!!.
    Bendiciones.

  2. Joan C dice: — Bahamas

    Oh Dios, gracias por la promesa de pasar la eternidad contigo. Gracias porque creo y confío en Ti implícitamente. Oh siempre dame un corazón de alabanza para que pueda contar la historia de Tu amor maravilloso para nosotros. Jesús, mi Señor y mi Dios, dame las palabras para honrar, alabar, glorificar a Tu santo nombre. Espíritu Santo, que haya siempre una alegría en mí que otros querrán saber el secreto de ella y voy a tener la oportunidad de decirles el ‘secreto’. Gracias, querido Padre, por la esperanza expectante de reunirme con ustedes un día, cara a cara! Amén!

  3. sonia romero dice:

    Sabemos que para nosotros los creyentes en Cristo la vida aqui en la tierra es de paso, somos peregrinos y extranjeros eso significa que este mundo no es nuestro hogar,somos embajadores de Cristo.nuestra ciudadania es celestial,y sabemos que el creyente no muere sino que duerme mientras esperamos la venida de nuestro Salvador,1 Tesalonicenses 4.13-14 esa es una gran esperanza que podemos tener nosotros sus hijos.y la gran responsabilidad que nos a dado Dios es la gran comision, no nos olvidemos que el Espiritu Santo es el que nos capacita y nos va a guiar para poderle hablar a otros de la maravillosa obra redentora de Cristo,que nada nos detenga para llevar esas buenas nuevas de salvacion a todo aquel que nunca a escuchado.Isaias 61.1y pudieramos escribir muchos mas versiculos que nos confirman esta gran verdad

  4. Fernando I. Bentz Gonzalez dice: — Puerto Rico

    Danos oh Dios un corazón agradecido, que te alabe noche y dia. Danos oh Dios un corazón agradecido, que no deje de contar tu historia. En Jesus. Amen.

  5. Lorenzo Olivas dice: — Honduras

    Compartamos la esperanza de nuestra salvación, tantos necesitan saber de Jesús.

  6. Ruth Garabot dice: — Boston MA.

    Y esta es la vida eterna, que te conozcan a ti el único Dios verdadero; y a Jesucristo a quien has enviado. La muerte es una realidad porque nacemos, y la traemos con nosotros; como dice la palabra, que nuestros dias estan todos contados. Lo importante aqui es que sepamos ciertisimamente cual es nuestro destino eterno. Jesús le dijo a Marta: yo soy la resureccion y la vida; el que cree en mi, aunque este muerto, vivirá. (Juan 11:25). La muerte para los cristianos, es el gozo de saber que un dia estaremos mirando al Señor, cara a cara. Bendiciones.

  7. Leticia dice: — Venezuela

    Alabado y Adorado seas por siempre y para siempre Padre de la Gloria. Bendito sea tu Santo nombre Señor Todopoderoso y Eterno. Gracias por este nuevo día de vida y por esta palabra maravillosa que nutre mi alma y me ilustra acerca de que veré tu rostro cuando deje este mundo. Con esa esperanza vivo anhelante y a la espera de contemplar Gloria del Señor. Amén y Amén. Te amo mi Jesús!!!!!!

  8. Francisco Juve dice: — España ( Cerdanyola del valles )

    La muerte para el creyente en Cristo Jesús es, dejar la vida para encontrar la realidad d la vida eterna con Cristo en los cielos.
    La muerte para el ateo, incrédulo o el simple religioso es dejar la vida para encontrarse en un estado de tinieblas y de tormento eterno, que Dios llama infierno. Lc 16:19 al 31.

Dejar un comentario


http://rbclatino.org/category/devocionales/nuestro-pan-diario/
http://rbclatino.org/2009/09/24/serie-tiempo-de-buscar/
http://rbclatino.org/category/estudios-biblicos/para-pensar/
http://www.publicacoesrbc.com/brasil/